Los modos autofocus

Todas las cámaras réflex, hibridas y las compactas de alta gama, están equipadas con modos de autoenfoque. Se basa en una serie de puntos de enfoque llamados colimadores.

El modo autofocus simple (One-Shot) - La cámara enfoca cuando se pulsa el botón del obturador hasta la mitad y lo memoriza; entonces podemos seleccionar su encuadre siempre sin soltar el botón del obturador. Por defecto, la cámara usa lo nueve colimadores y determina por si solo sobre cuál debe realizar el enfoque. También podemos tener un control total de nuestra cámara y utilizar solo el colimador central del enfoque sobre todo cuando fotografiamos sujetos inmóviles, para esto tenemos que hacer una selección manual de punto AF único.

El modo de enfoque automático continuo (Servo) - Este modo esta pensado para la fotografía de deportes o sujetos en constante movimiento como por ejemplo aviones. El funcionamiento de este enfoque consiste en que la cámara esta continuamente enfocando. Este modo es ideal para conseguir imágenes nítidas de animales, deportistas o vehículos en movimiento. En este tipo de enfoque es muy recomendable usar los nueve colimadores ya que el sujeto a fotografiar no siempre esta en el centro.

El modo de enfoque automático inteligente (AI Servo) - Este modo es una mezcla de los modos simple y continuo. Mientras que el sujeto a fotografiar este quieto, el enfoque está memorizado como en el modo One-Shot, pero en cuanto la cámara aprecie movimiento del sujeto cambiara automáticamente al modo Servo